El tiempo es un recurso que no podemos comprar ni vender, compartir con otros o quitárselo, ni adquirir en mayores o menores cantidades. Todos los días cada uno de nosotros cuenta con la misma cantidad de tiempo: 24hs

Lo que antes se podría postergar, hoy es imprescindible anticipar y lo que es importante y marca la diferencia, es lo que hacemos con él. No nos olvidemos que el paciente cuida su tiempo al igual que nosotros, y debemos ser muy respetuosos de ello.

Eso sucede independientemente si contas con tu propio emprendimiento o si trabajes en alguna entidad, el tiempo es uno de los recursos más valiosos que tenés.

En el consultorio, seguramente hay profesionales que saben aprovechar al máximo su tiempo posiblemente aplicando distintas costumbres y técnicas, pero todos tienen una visión de cómo quieren usar su tiempo teniendo un claro sentido de prioridades.

¿Cuál es la diferencia de aprovechar o usar el tiempo?

Aprovechar es una estrategia que implica usar el tiempo de manera inteligente para conseguir las metas más importantes. Gestionar tu tiempo es el proceso diario que se usa para aprovechar el tiempo, distribuyendo tu día laboral de acuerdo a las prioridades: es decir, de que manera vas a distribuir tu agenda de turnos, cuáles son las responsabilidades asignadas para hoy, que tareas pensas delegar en tu equipo y a quién se las vas a proponer, cuánto tiempo le dedicarás a las tareas administrativas y a evaluar las necesidades de tus recursos.

Sin lugar a duda algo muy importante en tener presente es de qué manera vas a establecer cuáles son las prioridades, porque nadie las tomará por vos

Como ejercicio podes armar categorías en base a estos ejemplos u otros, y examinar cuidadosamente registrando el tiempo que se dedica a cada categoría y monitoreandolo semanalmente. Es necesario colocar en una columna el grado de importancia y las consecuencias de hacer esa tarea o no. Otra forma es evaluar que tan redituable es ese tiempo utilizado. Los resultados a menudos son sorprendentes.

La pérdida de tiempo o el no aprovechamiento del mismo, entra en el terreno de los costos de no calidad, ya que en general son costos que se van acumulando a lo largo del día y sin tener la constancia del mismo. Quizás solo recordamos cuando nos falta un paciente, pero posiblemente no tengamos presente cuánto tiempo le dedicamos al celular, hablando, enviando mensajes de texto, whatsapp, mails o interactuando en facebook por día. Estudios indican que muchas personas miran entre 150 a 200 veces por día a su celular.

Recordemos que no podemos organizar el trabajo de los demás si no somos capaces de organizarnos eficazmente a nosotros mismos”

¿Cómo queres usar tu tiempo?

Fuente: http://cristiankulzer.com.ar